Santuarios Secretos

Solo hace falta mirar y escarbar un poco en los alrededores de esta ciudad para darnos cuenta de que se halla en lo que podemos llamar Geografía Sagrada.

Si alguna vez se nos ocurre leer en el libro apócrifo de “HENOCH”, este nos cuenta que su asunción a las alturas fue de tal guisa………

Fui al centro de la tierra, vi un lugar bendito y fértil, donde se encontraba el árbol de las tres ramas. Al norte frente a él, estaba la “Montaña Santa” y al pie de la montaña, agua que venía del Oriente y corría hacia el Mediodía. Vi después por el oriente otro monte de frente, y entre la montaña y el monte una garganta profunda por la cual corre el agua a lo largo de la montaña.

Al Oeste de la montaña, hay otro monte más bajo y por debajo otra montaña profunda entre los dos por donde sale el agua. Y otra garganta y otro monte entre los dos anteriores, todos de dura roca. Admiré la roca, admiré la garganta y me asombré mucho.

Con un poco que miremos la panorámica de Toledo, enseguida nos daremos cuenta de que dicho personaje bíblico, parece referirse a esta ciudad, pues ella es posiblemente la que tiene más edificios religiosos del mundo.

Recordemos que a su magnífica catedral gótica, la acompañan el convento gótico de S. Juan de los Reyes, infinidad de parroquias latinas y mozárabes,  dieciséis conventos de clausura,  además de tantas iglesias cristianas, los acompañan dos extraordinarias sinagogas hebreas y dos antiguas mezquitas musulmanas, más su entramado caserío.Todo esto en tan solo cuatro kilómetros de perímetro.

af12

Quizás uno de los montes al que se refiere sea el conjunto megalítico de la Piedra del Rey Moro, junto al que hayamos una tumba rupestre, excavada en la roca.

En su ladera se encuentra la ermita de la famosa Virgen del Valle, bajo el camarín de esta se encuentra un pequeño lago lacustre,que determina la fuerza telúrica del lugar y lo antiguo del paraje.

Sobre el monte de salida, parece que se refiere al Cerro de la Virgen de la Cabeza, pues en su parte alta se encuentra su ermita, donde se venera una virgen blanca, que viene de otra negra, la de Sierra Morena.

En su ladera se encuentra un mehnir natural, con forma de cabeza en su parte alta, en donde crece un árbol. Esto le convierte en un monte con connotaciones orográficas muy especiales, por mágicas.

Hay otros lugares cercanos, con un sabor eremítico, que exaltan a esta   ciudad de Toledo y le dan un carácter enigmático y milenario. Uno de ellos se refiere al Cerro de la Bastida.

Este lugar reúne las relaciones de ser un monte muy antiguo,  pues desde él mismo los hombres prehistóricos observaban los cazaderos a la salida del río Tajo, pero su ambiente medieval reúne todos los ingredientes para ser un monte heterodoxo al ser un cerro con picota, tener en su ladera una ermita con ábside subterráneo, continente de una virgen negra, una fuente y una cueva eremítica con connotaciones curativas, lo que convierte a este paraje en un lugar muy especial.

Desde este lugar y mirando hacia el valle del rio Tajo se observa otro lugar muy especial denominado como el Santo Angel Custodio, cuyo entorno se encuentra en un lugar paradisíaco.

Sus jardines y paseos tan cerca del agua, del rio Tajo, hacen de este entorno un lugar de privilegio, con bellos paisajes de la ciudad. Aunque desde un punto de vista heterodoxo, es que dicen que su ermita está construida sobre la tumba del alquimista D. Enrique de Villena.

Realmente la tumba debió pertenecer al infante  D. Juan Manuel “Marqués de Villena”, que fue dueño de este famoso cigarral.

Siguiendo el mismo camino hacia el oeste, a pocos kilómetros nos encontramos otro lugar especialísimo, en la propia cuenca del Tajo, entre la meseta y el valle.

Se refiere en este caso el autor al gran monasterio de San Bernardo o de Monte Sión, con varios edificios ejemplares, como son el propio monasterio con portada barroca, la iglesia en un estilo mudéjar único y sus jardines y paseos.

Sus  bellos jardines se encuentran divididos entre parterres y sus paseos son encantadores, pues hay en ellos cerámicas de Zuloaga y entre otras curiosidades se hallan dos fuentes famosas con aguas curativas, la de “Los Jacintos” y la de “La loba”.

Estos se completan con magníficas cerámicas del ceramista Daniel Zuloaga, que se adornan con los prestigiosos monumentos toledanos, dándolos unas sensaciones maravillosas.

En fin, un lugar de ensueño, recreo y reposo, con jardines y estanques iniciáticos, además de haber tenido su iglesia una virgen negra, encontrándose ahora en la parroquia de Sto. Tomé.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 1999

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: