8. Recorrido de la Judería Chica (Los Negocios).

Comenzamos la judería chica desde la plaza de San Vicente, tras ella se encuentra el callejón del Abogado, en cuya casa del fondo aparecieron unos restos pintados en la pared al tirar un tabique, que dicen ser cabalísticos, lo que nos hace de recordar que en esta ciudad  de Toledo, se trató de forma perenne un tema tan profundo como la Cábala.

Nos adentraremos en ella por la calle de la Plata, que era donde tenían sus  talleres los orfebres toledanos, entre ellos los plateros judíos. Un poco más arriba, antes de entrar en una pequeña plazuela, hay un pórtico por el que se accede a uno de los típicos y largos adarves toledanos.

152

Al final se llega a un patio, en el cual se divisa la trasera de un posible salón de reunión y de rezo, quizás la sinagoga del “Sofer”. Esto que decimos no es extraño, pues donde estos tenían sus negocios, debían de tener un lugar para dar gracias por ello. Recordemos que la ciudad de Toledo concentró nada menos que diez sinagogas.

Según un poema del poeta Al-Harizi, que nos transcribió más tarde Yacob Albenech, en el se nos habla de la riqueza de los templos hebreos toledanos, como el de Suloquia, de Almaliquím, de Ben Zizá, de Algiada, del Cordobés, de Ben Ariyeh, de Abidarham, la Mayor, el Templo Viejo y Nuevo y otros fuera de la judería grande como el de Caleros o el del Sofer y el construido posteriormente con el nombre del príncipe de los judíos Samuel Ha-leví, hoy del Tránsito.

Siguiendo la calle de la Plata nos encontraremos el callejón de los Usillos, donde vivió la familia de judeoconversos cuyo apellido era de los Fusillos, conservando buenas yeserías y un sótano que dicen parecerse a los usados en los enterramientos en la ciudad de Jaifa en Israel.

 Bajando hacía la derecha, nos encontramos la antigua parroquia mozárabe de Sta. Justa, que también fue mezquita. Su situación debió quizás de marcar el límite de este segundo barrio hebreo. Desde aquí, nos adentramos de lleno en lo que fue judería chica, donde tuvieron sus tiendas y negocios los judíos de antaño, dando riqueza y esplendor a esta bendita cuidad de las tres religiones del Libro.

En su curioso exterior encontramos su identidad y también una columna visigoda  sustentando un arco islámico, reliquias que muestran su equivalencia más profunda. A esta zona en la que entramos se la denominó como “Alcaná”, llegando por la calle de la Feria hasta la puerta norte de la inmensa catedral toledana.

De las mercaderías de los judíos se aprovechaban todos que hasta la judería se acercaban a comprar, pues en ella había toda clase de productos conociendo la filosofía hebrea. Aquí se centraban los judíos de oficio como tejedores de ricos paños, perfumeros, especieros odreros, cordeleros, chapineros o lauderos, así como los escribanos tan importantes para redactar toda clase de documentos.

Aún podemos ver algunos nombres de vías que tienen que ver con las  mercaderías medievales como la calle Cordonerías, calle de la Sal o las Cuatro Calles, desde donde empieza la del Comercio. Hay otra calle que recuerda a un salón de rezo hebreo como es la calle Sinagoga. Posiblemente porque por ella se subía hasta el callejón de San Ginés y justo enfrente, se pudo hallar la sinagoga antes descrita.

La judería chica al no tener muralla que la protegiese según parece, pese a tener vigilantes que la guardaban,  fue siempre la que recibió tanto los robos como los golpes, contra sus tenderos y vecinos. El más fuerte fue en el año 1391, lo que  hizo desaparecer a esta zona como barrio hebreo. Esto ocurría por el odio a los prestamistas judíos y su usura y por  ser los preferidos de los reyes cristianos.

A esto se le añadió el querer construir el claustro de la catedral, el cual faltaba, por lo que se aprovechó aquella fecha para que ardiesen todas las tiendas que había donde hoy se ubica este mismo. Por este mismo entorno se encontraban los adarves tanto de Abendoja como de Xarada y de frente el callejón del Fraile que aún existe. Así es como fue y como terminó este  barrio hebreo.

165

El trabajo escrito sobre esta judería, fue en primer lugar  y tras un profundo estudio sobre la misma, una guía aún inédita, titulada “Toledo y sus juderías”, siendo registrada en el año 1991.

También escribí veintisiete guiones documentales para televisión, sobre dicha judería, concretamente para la cadena Canal 4, codirigiéndo los mismos. Se emitieron entre los años 1999-2000, con el título “SEFARDIES”.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

Copyright  A. Vega 1990.

Para saber más historias sobre los judíos en esta ciudad de Toledoth en Sefarad, te recomiendo que busques en esta misma página, en los apartados=

Los judios y Toledo.

Recorridos:

7. Recorrido de la Judería Grande (la morada).

“Misterios de la Judería. Subterráneos Secretos” y  sus diferentes vestigios.

En “Dibujos y plumillas con su historia”, en sus apartados “San Martín, la Cava y el Cambrón”, en “Judería, San Juan de los Reyes y Calle del Ángel” y en “Calle de Sto. Tomé y Plaza del Salvador”.

Ver también los interesantes apartados que comienzan con “Memoria de los judíos de Toledo” y sus diferentes historias en el tiempo.

Una respuesta to “8. Recorrido de la Judería Chica (Los Negocios).”

  1. pepe alacant Says:

    ¿cuando saldrá publicada esta guía?. Espero que sea pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: