Segunda escuela de traductores.

La segunda escuela de traductores, cuyo mecenas y componente era el propio rey sabio,  se diferenciaba de la primera porque se traducía del árabe al romance y se nutría con personajes hebreos como el maestro Abraham que además era médico.  Ha-Koen, médico y rabino, escribió una enciclopedia científica y un tratado de astrología, tradujo también el Lapidario de Aldefonsus.

Mandó el rey Alfonso que se reuniera Aben Ragel y Alquibito de Toledo, que eran sus maestros para que cuidasen de los talleres de traducción mientras él no estaba. Estos se nutrían con Aben Musio y Muhamad maestros de Sevilla, con Jacob Abenvena y Josef Aben-Alí maestros de Córdoba y otros muchos más de varias partes del orbe conocido, pagándoles grandes salarios.

Mandó traducir el Quatripartito de Ptolomeo y juntar los libros de Mebtesan y Algacel. Se encargó a Samuel, a Yehudá y Elconheso como alfaquí de Toledo, que se juntasen en el “Alcázar de Galiana” y  disputasen sobre los movimientos de las estrellas en el firmamento, contando con  D. Mosé y Ha leví. Todos ellos tradujeron  sobre relojes y astrolabios.

El médico de Dº Alfonso, Don Çag de Maleha o Raviçag de Toledo  (Zag ibn Sid), fue el compilador de las Tablas Alfonsíes de Astronomía en castellano, haciendo de Toledo el meridiano del mundo en aquel tiempo, desde donde se medía el tiempo universal.

Yehuda ibn Moshé Cohen, médico y rabino que conocía el latín y el árabe, sabiendo muchas ciencias, tradujo importantes obras de astronomía del árabe al romance, este compuso una enciclopedia de astrología. Según Zacuto, tradujo también el famoso libro de magia Abolays, conocido como Picatrix.

Samuel ha-Leví Abulafia y Abraham Alfati, fueron los que realizaron versiones de los temas astronómicos y las pasaron a la lengua romance y luego eran pasadas al latín por traductores cristianos y también al hebreo. Otros eran Maestre Abraham, Ha-leví  y Don Mosé que también eran médicos. Todos ellos trataban en sus traducciones de las armellas, astrolabios, el cuadrante señero, relojes sobre tabla y calendarios.

Abraham Alfaquin, Hayyim Israel y Judah Cohen, dedicaron sus obras totalmente a la medicina. En el año 1260, Todros ben Yehudá Haleví “el joven” era el poeta de Alfonso X.

Todos estos saberes cambiaron la forma de pensamiento del occidente mediterráneo y  sustancialmente la visión de lo que ahora denominamos como la Europa mediterránea. A estos estudios, se les agregaron los saberes de cada civilización que aquí convivió, como eran las otras dos religiones del libro.

También se traducía el sistema místico de estudio sobre libros hebreos, denominados como Cábala, pues se tiene como la patria  de esta ciencia a Castilla, ya que sobre el año1200 ya se trabajaba con ella en Sefarad.

Don Todrós ben Josef Haleví Abulafia, naguid de la comunidad de Castilla, aceptó el movimiento cabalístico, llegando a ser un gran maestro toledano en dicho método. Hizo comentarios sobre el Antiguo Testamento y escribió una importante obra cabalística entre 1275 al 85, esta se titulaba  “Tesoro de Gloria”, con citas al Zohar o Libro del Esplendor, canon de la Cábala.

El cabalista alemán R. Abraham de Colonia se incorporó también al círculo de Alfonso X. También era toledano R. Simsón ben Meir, discípulo del cabalista catalán R. Selomó ben Adret y el rabino Ya`acob ben Crisp.

R. Todrós ben  Yehudá Haleví “el joven”, poeta, que en 1280 escapa de los episodios que ocurren en Toledo, hacia Barcelona y cuando hay paz en esta ciudad, vuelve a ella. En 1281 relata en su obra las costumbres de su tiempo en la judería de Toledoth.

En ese tiempo Toledoth de Sefarad, fue una de las lumbreras que iluminaron el mundo que se estaba forjando, el del renacimiento, pues los judíos de aquí, más los allegados, dejaban intelectualmente lo mejor de ellos mismos en este antiguo y bendito lugar, abriendo ventanas por doquier, dejando pasar la luz de la ciencia y la sabiduría arcana.

Y es que Toledoth fue siempre un lugar sagrado para los hebreos, pues desde antiguo se había convertido, en un centro primordial religioso, además de la vida intelectual y filosófica judía.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 1991.

Anuncios

2 comentarios to “Segunda escuela de traductores.”

  1. synthetic testosterone Says:

    Este es un gran recurso que está proporcionando y lo dan de forma gratuita. Me gusta ver sitios web que comprenden el valor de proporcionar un recurso importante de forma gratuita. Yo realmente amaba la lectura de su mensaje. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: