La Judería, sus barrios y sus personajes.

Recordamos aquí a algunas de las personas que nacieron, vivieron o anduvieron por alguno de los barrios de la “Ciudad de los Judíos” en Toledo.

Barrio de Arriaza hacia los claustros de San Juan y la hoy bajada de Santa Ana, con el adarve de Ueld Elazri.

Abraham ibn Ezra, poeta tudelano, que pasó por Toledo hacia el sur para dirigirse a otros países, personaje multifacético que fue médico, poeta secular, comentarista de la Biblia, filósofo, astrólogo y astrónomo. En fin una figura sin igual.

Yosef ibn Ferrusel Cidiello (señorito). Médico y consejero de su rey Alfonso VI. Consiguió este personaje expulsar a los “caraítas” de Sefarad, esta secta negaba la ley oral de los rabinos (talmud), basándose solo en la ley escrita.

Yosef ibn Migas, rabino que aportó su importantísima escuela de estudios talmúdicos a Toledoth, al huir de la intransigencia de los almohades.

Yehudá ibn Ezra, astrónomo granadino.

Barrio  y puerta de Portiel, hacia los molinos de Daicán, que bajaba desde la sinagoga de Almaliquim, bajo el hoy Paseo del Tránsito y cuyo camino conducía a dichos molinos para cruzar el río Tajo.

Yehudá Ha-leví, médico de Tudela. Como poeta escribió sus famosas “Siónadas” o “Cantos a Sión” anhelando la verdadera patriay basada en las historias del pueblo judío. Como filósofo, en su obra “Cuzary”, es donde observamos el predominio lógico por hebreo,  sobre los cristianos y los musulmanes de su tiempo.

Abraham ben David, escritor de Toledo que legó una crónica general del judaísmo, denominada como Ha-Kabala, es decir, “La Tradición”. Como filósofo su obra fundamental fue “La Fe Sublime”.

Yehuda Alharizi, como poeta su obra más importante fue “Tahkemoni”  con sátiras y fábulas. Como traductor del hebreo al árabe, traspasó la “Guía de Perplejos” de Maimónides.

Abú Zacarías, gramático.

Jehudá ibn Bileam, gramático.

Plaza de Abudarham o de rabí David Susán, donde pudo enclavarse la sinagoga de su nombre.

Yehudah ben Shlomo al-Jarizi, por él sabemos del esplendor de las once sinagogas que había en Toledoth.

Mosé ibn Abil, escritor.

Josép ibn Ezra, poeta.

Mosé ibn Ezra, poeta.

Abraham ibn Ezra, poeta.

Yosef ben Susan, comentarista talmúdico.

Yosef ibn Salomón ibn Susan, nasí o príncipe de las Aljamas o juderías de Castilla en tiempos del rey Alfonso VIII, el de la batalla de las “Navas de Tolosa”. Recaudador de impuestos. Mecenas de varios poetas.

Calle del Ángel y sus baños, callejón del Bis-bis.

Abraham ben Alfacar, diplomático y médico de su rey.

Abraham ben Natam, poeta provenzal afincado en Toledoth.

Aben Maimón, su extraordinaria biblioteca toledana, era conocida por su fama en toda Sefarad.

Meir ben Todros, rabino toledano, que polemizó contra los escritos de Maimónides.

Josef ibn Ezra, banquero.

Ibn Mahib, banquero.

Palacio de Samuel Ha-Leví, hoy Museo del Greco.

David Abudarham, rabino. Construyó la sinagoga de su nombre y se le dio el nombre de una plaza en Toledoth.

David ben Salomón, “viejo” de la judería de Toledo, el cual intervino en el repartimiento de rentas, en Huete (Cuenca), en 1290.

Don Çag de Maleha, con sobrenombre Rabisag de Toledo, visir y médico del rey Alfonso X “el sabio”. Además de traductor y componente de las “Tablas Alfonsíes de Astronomía”.

Maestro Abraham, traductor y médico.

Don Mosé, traductor.

Ha- leví, traductor.

La judería mayor se extendió hacia S. Cristóbal (Montichel) cuya cerca podemos ver hoy desde la Calle Descalzos extendiéndose hacía  S. Cipriano.

Todros “el levita”, naguid de Castilla. Cabalista cuya obra fundamental fue “Tesoro de Gloria”.

Todros ben Yehuda Abulafia, poeta costumbrista.

Aser ben Yehiel, rabino askenazi, rab mayor que aportó su escuela talmúdica a Toledoth. Como Juez Supremo de Sefarad, contribuyó con su obra jurídica “Halacot”. Fue nasí de las comunidades hebreas de toda España.

Israelí, discípulo de Yehiel. Talmudista. Como astrónomo nos legó su obra “Fundamento del Mundo”.

Rabino Yacob, maestro de talmudistas.

Rabino ben Anekawa, maestro talmudista.

Rabino ben Waaqar, maestro talmudista.

Samuel ben Waaqar, médico del rey Alfonso XI.

Calle Rojas y Aljibillo.

Yosef Caro, célebre cabalista que junto con otros estudiosos hebreos españoles, fundó en Judea, al otro lado del Mediterráneo, la famosa escuela de Safed.

Rabino Menahen, maestro talmudista.

Yehudá ben Yehiel, talmudista.

Jacob ben Yehiel, talmudista.

Samuel Waaqar, administrador del reino.

Samuel Zarza, historiador.

Se vendió y compró una  tierra con los molinos de Azumel.

Samuel Ha-leví Abulafia, primer  ministro y almojarife del rey Pedro I “el cruel”, mando construir la sinagoga  de su nombre (hoy del Tránsito), en  terrenos de su palacio, pese a estar prohibido construir este tipo de templos hebreos.

Mosé ben Zarzal, físico del rey Juan I.

Hayn “el leví”, médico del arzobispo Dº. Pedro Tenorio.

Yosef al-Neqawa, autor de la obra “Menorat ha-Maor”.

Rabino Mosé ben Aser.

Rabino Abraham ben Ofrit.

Mosé ben Arragel, traductor de la Biblia del hebreo al castellano, por encargo de Pedro “el venerable”.

Selomó ibn Verga, escribió “La Vara de Judá”, donde describe el desastre de la expulsión de los sefardíes de las tierras de Sefarad.

Caños de oro y alrededores.

Yoseh Ha-Koen, escribió las matanzas de judíos a manos musulmanas para robarlos, nada más pasar el Estrecho de Gibraltar, en Marruecos.

Selomó Aturdiel, tuvo que huir a la ciudad de Fez y allí presenció y  describió el incendio que originaron contra los suyos. Esto fue como consecuencia de la expulsión de los reinos de Hispania.

Familia de los Ha-Leví.

Familia de los Abulafia.

Familia de los Aben Xuxan.

Familia de los Ben Nhamias.

Familia de los Al Naqawa.

Callejón de Esquivias, hacia la Plaza de Valdecaleros.

Y tantos otros personajes que anduvieron por estos barrios de las juderías de Toledoth en Separad,  su pequeña Jerusalén, tan amada para ellos. Vaya este pequeño homenaje en su memoria.

Barrio y puerta de Alfarach, cerca de la “Roca Tarpeya”.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 1991.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: