14º – El campanero y otros oficios

Entre los muchos oficios que había como servidumbre en la Catedral, se encontraba el de campanero, el cual vivía normalmente en las claverías, aunque pasaba casi todo el tiempo, en una de las estancias de la torre, en la sala de poleas, que anteriormente fue cárcel de la Catedral.

Yo personalmente he conocido a uno de los últimos, el señor Calistrato, que hasta los años 60-70 hacía tocar la campana gorda mediante una palanca articulada, que hacía moverse el badajo de hierro dulce interior. También existía el oficio de “enejador de campanas”, dedicándose al mantenimiento de las mismas.

Sabemos que en 1992 la campana gorda era tañida exclusivamente con un mazo motorizado exterior, muy pequeño y de escasas dimensiones, dando un apagado sonido a tan colosal campana. Y es que la referencia sobre el diámetro de la bola del mazo o badajo, debería ser igual o algo superior al grosor del labio.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: