n – Sed en Toledo

Pero al seguir estando sedienta la ciudad, se pensó más tarde en beneficiarse de nuevo del agua de la Pozuela, que se corresponde con las fuentes y con la estructura romana según los vestigios hoy casi desaparecidos, que siguen en descenso hacia el Sur de la ciudad.

Y fue en el año 1858, bajo el proyecto del ingeniero de minas Luis de la Escosura y Morrog, cuando se pensó en desarrollar un abastecimiento de agua con depósitos y pozos   más  modernos desde aquel lugar, aprovechando todo el acuífero de la Pozuela, haciéndola  llegar a cierta zona de la ciudad y repartirla por sus diferentes barrios.

En el año 1861 el Ayuntamiento, trató con el Marqués de Malpica como dueño de la “Fuente del Cardenal”, para que cediese el agua a la ciudad de Toledo. Como es lógico, este se reservó parte de los caudales necesarios para la Quinta de Mirabel, según las aportaciones del manantial y en 1862 el agua de la Pozuela pasó entonces a ser de nuevo de utilidad pública.

Las obras de entonces se incorporaron a la galería de captación romana y en 1863 se inauguraba el nuevo abastecimiento, que el también químico de la Escosura, que estimó en un litro por segundo de llegada al depósito principal y siendo de buena calidad.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 2013-14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: