d – Acueductos

El más importante de estos en el Toletum hispano-romano, era la presa de la Alcantarilla o de los Paredones, que captaba el agua del río Guadajaraz, al que se le adhería el caudal  del arroyo de San Martín de la Montiña, siendo conducida  desde cuarenta kilómetros y atravesando después el profundo valle del río Tajo por medio de un  gran acueducto sifón, llegando hasta el centro de la ciudad, desde donde esta era repartida.

Imagen8b

Según los últimos estudios llevados a cabo por los expertos, a este acueducto principal, se le unía el Arroyo de la Rosa a unos quince kilómetros al Sur de la capital, pues este nace en las estribaciones de la Sierra de Layos en Burguillos, siendo conducido subterráneamente en tiempos hispano-romanos.

Se unía en su traída de forma subterránea al cauce principal, el cual  venía de la Alcantarilla, por tal motivo se han hallado tras un reconocimiento geofísico, nada menos que 49 pozos de registro que servían para su drenaje, mantenimiento y limpieza.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 2013-14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: