En defensa de nuestro padre el río Tajo.

Ante la insensatez de nuestros gobernantes desde tiempos de Franco y los sucesivos gobiernos democráticos posteriores, sean de centro, de izquierdas o de derechas, para con nuestro río Tajo, padre dador de vida y tallador de la orografía por la que esta ciudad de Toledo existe, exijimos que se estudien en profundidad los trasbases que se llevan a cabo desde su zona media, para regar las huertas de Levante y otros menesteres mucho más ocioso.

Pedimos justicia para con nuestras huertas de la zona central, entre las que se encuentran la toledana y la talaverana, las cuales se quedan sin el recurso hidríco necesario para sus regadios, pese a ser esta la cuenca natural de este largo río.

Además de dicha incoherencia, se suma el calentamiento global, sin apenas lluvias, lo que lleva a que nuestro padre el Tajo sea una de las cloacas más grandes del mundo, al recibir solo los detritus de la capital de España y sus contornos, que son dirigidos por el río Jarama, hasta el mismo.

Por tal motivo, los de este lado central del río, nos preguntamos  ¿hasta cuando va ha durar tanta injusticia? Necesitamos un reparto justo del agua, que es nuestra por naturaleza.

En esta instantánea observamos la falta de agua y la sequedad, al paso del Tajo por Toledo. En ella vemos que en la mitad de su cauce, sobresalen las piedras de su fondo y que por la presa de Vargas solo pasa el poco agua que nos dejan los dichosos trasvases.

© Copyright A. Vega 2019

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligación por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: