El Arrabal

Cambiando de barrio y de ambiente la siguiente imagen se refiere al barrio del Arrabal, donde pasé los años más decisivos de mi vida, desde la niñez a la juventud, edad en la se me adhirieron las improntas más importantes, que me harían andar la vida.

En esta plumilla se observa el extraordinario templo de Santiago el Mayor en estilo mudéjar, al fondo la trasera de la puerta de Bisagra, puerta principal de entrada a la ciudad desde el norte que antes de ser diseñada por Covarrubias en estilo renacentista, estuvo construida en estilo hispano-árabe.

La plazuela de la Estrella con su columna que nos recuerda haber sido un camposanto y un poco de la fachada de la ermita del mismo nombre y al otro lado la calle Real del Arrabal. Tanta inspiración me dio este lugar de niño, que ya de mayor he escrito mi primera obra sobre el mismo, titulada “Introducción al Toledo Filosofal”, con mis propios dibujos acordes con dicho tema.

Sobre el mismo lugar y pegada a la muralla exterior de Toledo que abraza de forma envolvente a este antiguo barrio musulmán, se encuentra otra abertura en la misma, a la cual se denomina como Puerta de Alfonso VI, del tiempo de ese rey y cuya dirección señala hacia Gredos en el Sistema Central, aunque posiblemente este reconstruida sobre otra más antigua árabe, que debía de conducir al cementerio musulmán, sobre  las ruinas del Circo Romano toledano, en Toletum.

Su belleza y su estilo no dejan de sorprendernos, pues además de sus arcos que son por sus trazas de tipo islámico, tiene una entrada directa y además otra en codo, dando esta última a una plaza, donde ahora se encuentra una moderna composición del escultor vasco Chillida.

Al lado se encuentra uno de los cigarrales intramuros  de la ciudad denominado como Hostal del Cardenal. Sus interiores son una verdadera delicia, pues cuando entramos en él parece que nos hallamos en un palacio de la época islámica.

Hace unos años se descubrió en el Barrio de la Antequeruela otra puerta idéntica a esta, de la cual no se sabía su ubicación exacta, pero si su existencia por los antiguos documentos,  llegando a ser una gran sorpresa, que excavada y adecentada, se puede visitar interiormente, ya que al exterior la calle adyacente la cubre hasta un poco más de la mitad de su altura real, me refiero a la Puerta del Vado, pues se accedía hasta ella en barco.

Mirando interiormente dicha puerta desde el otro lado al fondo de la plaza, no deja de sorprendernos su belleza, dando la verdadera sensación de que nos encontramos ante un paisaje medieval, dentro de una plaza fortificada.

Por mi parte quedó propuesto, que por esta puerta se tenía acceso al primer barrio alquímico que contiene Toledo y que corresponde con la “Vía Seca” según la ciencia de la “alquimia”, accediendo al paraje de “Santiago en el Campo de la Estrella”. En fin un ensueño, que solo puede darse en ciudades como esta.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

© Copyright A. Vega 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: