Dibujos y plumillas con su historia.

Desde niño, mi afición al dibujo era constante, pues en mis cuadernos de colegio recuerdo que dibujaba siempre las imágenes que veía en los libros que utilizaba. Más tarde sobre los siete u ocho años, tuve como vecino a uno de los mejores acuarelistas que había entonces en Toledo, José Luis Arellano, desaparecido muy joven, al que acompañaba alguna vez en sus salidas y mientras el pintaba, yo dibujaba y si tenía alguna dificultad por mi parte, el me corregía y aconsejaba.

Quede aquí constancia de la amistad que me unía a él y a su familia, pues cuando me casé, me regaló la acuarela que aquí expongo. Se refiere a la casa donde nació su madre Gloria, en el pueblo de Villamiel, pintada en el año 1974. El dibujo de su rostro dibujado por “dedé”, apareció como homenaje en la revista Zocociover en el año 1987.

Todas estas emociones de chaval se unieron algo más tarde, entre los nueve a los  catorce años, al amor que generaba en mí, mi propia ciudad, Toledo. Fue en ese tiempo cuando mi maestro de la Escuela de Armas, D. Antonio Daza  me enseño a mí y a todos, los monumentos de esta ciudad y su grandiosa historia, cuyo resultado fue el conseguir una gran inspiración en mi interior, sirviéndome desde entonces como trampolín para nadar en las aguas vivas de la tradición toledana.

Agradezco también las enseñanzas de los profesores Rojas y Romero, en la época de mi bachiller nocturno (años 1964 al 68). Estos me dieron sus clases de dibujo artístico y lineal respectivamente, haciéndome adquirir técnica, perspectiva, manejo del color y sombreado, así como el uso del compás, el tiralíneas y el dominio de la tinta china.

De estos profesores –que fueron ambos directores de la Escuela de Artes y Oficios- además de buenos recuerdos, guardo aún los dibujos corregidos y firmados por ellos mismos, de los cuales dejo aquí una muestra, para que quede constancia. Uno pertenece al “Grupo Tolmo”, el otro ya desaparecido, se le puede recordar por su autorretrato, en el cuadro que remata el presbiterio del convento de San Juan de los Reyes.

Con estos estudios y experiencias, mi afición y amor por el dibujo y la pintura, me condujeron a seguir de cerca las exposiciones que se hacían en Toledo, así como a visitar todos los museos que podía en aquella época.

Todo ello me llevó a los trabajos que  aquí siguen, llevándolos a cabo en una época inspirada, terminando el servicio militar y para no estar de brazos cruzados. Es lo que se podía hacer entonces intelectualmente en Toledo y así lo llevé a cabo por mi parte, de forma particular y autodidacta.

Tuve la ocasión de poder exponer estas humildes obras en el año 1973, en la entonces Sala de Exposiciones de la hoy extinta Caja Toledo, que se hallaba en la calle Nueva de esta ciudad, por medio de su Obra Cultural, siendo  este servicio totalmente gratuito para mí persona y a cuya entidad estaré siempre agradecido.

He comenzado esta parte de este nuevo trabajo, por una vista de la cara oeste de la catedral de Toledo, tomada desde un lado de la Plaza del Ayuntamiento, que me sirvió para carátula de varios crismas en aquellos lejanos años. Los demás dibujos siguen, en los distintos apartados de los diferentes barrios.  Esperando por mi parte que sea de su agrado, un saludo del que aquí les escribe.

Si alguien quiere aprovecharse de estas páginas, sabe que intelectualmente, tiene la obligacion por ley,  además de moralmente, de hacer referencia tanto del autor como de su trabajo.

Copyright A. Vega. 2012.

Anuncios

2 comentarios to “Dibujos y plumillas con su historia.”

  1. Ginés Says:

    Querido maestro, muchas gracias por compartir con nosotros estos retazos tan íntimos, tuyos con Toledo y de Toledo contigo mostrandoos mutuamente el gran amor que os teneis, Toledo te hace guiños mostrandote sus mejores rincones y tú siempre alerta, solícito a captarlos y a compartirlos con todas las personas que no sabemos verlos a primera vista. Alejandro, siendo como eres una piedra más de este querido lugar, aprovecho para animarte a que continúes con este blog, aunque te lo pido por propio egoismo, desde ahora miraré con mas atención estos bellos lugares y trataré de captar esa parte de tan bella vuestra, Toledo-Alejandro, Alejandro-Toledo,
    Muchas gracias y un abrazo de tu siempre alumno Ginés

    • Alejandro Says:

      Muchas gracias Ginés. Esta parte del trabajo va por tí y por gente como tú. Si es que me conoces, como veo en tu comentario, sabrás que mi ánimo en estudiar y expandir esta ciudad hacia los demás, jamás decaerá, pues lo llevo en la sangre y así seguiré hasta lo último de mis días. Gracias de nuevo, porque con apoyos como el tuyo, me sirven como una inyección de adrenalina, que me conduce a seguir escudriñiando en los más escondidos secretos de Toledo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: